LOS RIESGOS DE CONDUCIR CUANDO SE PADECE DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

PARA LAS PERSONAS QUE PADECEN LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER, CONDUCIR SE VUELVE CADA VEZ MÁS COMPLICADO PORQUE PIERDEN SU CAPACIDAD PARA HACERLO Y POR LO TANTO, DEBEN DEJAR DE MANEJAR DEBIDO A QUE ESTA ACTIVIDAD ES BASTANTE COMPLEJA, REQUIERE DE MUCHA ATENCIÓN, QUE LOS SENTIDOS ESTÉN ALERTA, DE REACCIONES RÁPIDAS Y DE TOMA DE DECISIONES EN UNOS POCOS SEGUNDOS.  Para que puedas establecer si es aconsejable que tu mamá continúe conduciendo hazte las siguientes preguntas:

  1. ¿Mi mamá se pierde cuando conduce en una zona que para ella es familiar?
  2. ¿Hace caso omiso a las señales de tránsito?
  3. ¿Conduce muy rápido o muy despacio?
  4. ¿Se enoja, se frustra, le da ira o se ve confundida cuando conduce?
  5. ¿Sus decisiones son lentas o inadecuadas?

La pérdida de memoria que experimenta tu mamá, su limitación en el juicio para la correcta toma de decisiones, su disminución en la visión y en el oído, su deterioro en la orientación espacial, su lentitud para reaccionar, su falta de concentración y su incapacidad para reconocer las señales de tránsito como el PARE o el mismo semáforo, son entre otras, las causas por las cuales tu mamá no está en capacidad para conducir; si lo hace, puede ocasionar una situación altamente peligrosa, no solamente para ella, también para los pasajeros y para la comunidad.  Tú como cuidadora y a la vez como responsable de tu mamá, estás en la obligación de evitar un accidente.  

Generalmente para cualquier persona es muy difícil aceptar el hecho de tener que dejar de conducir por una u otra razón, especialmente cuando se trata de las personas que padecen del mal de Alzheimer porque no reconocen ni aceptan que tienen que dejar de conducir porque el riesgo de seguridad es enorme debido a que sus reflejos son muy lentos.

Hoy te voy a dar algunas sugerencias para que persuadas a tu mamá para que deje de conducir, desafortunadamente si no puedes lograrlo hablando con ella, debes tomar acción para evitar que ella continúe conduciendo, de cualquier manera, ¡Toma las medidas necesarias de inmediato, evita un accidente! :

–   Conversa con ella amablemente, con mucho tacto y cuidado y explícale porqué razones no puede seguir conduciendo, justifícale que su seguridad es primordial

–   Háblale a su médico para que sea él quien se lo diga, es muy posible que tu mamá le haga caso, porque para ella, él es una autoridad

–   Pídele al médico que te haga una orden donde le “prohíba conducir”, así tendrás evidencia, se la mostrarás y le podrás decir que por orden médica no puede hacerlo

–  Ponte de acuerdo con tus hijos, tus familiares y amigos para que todos le den la misma explicación sobre por qué no debe conducir, como por ejemplo, “tu memoria se ha disminuido y no puedes recordar para dónde vas” o “estás tomando medicina que te producen algunos efectos como sueño” o sencillamente “el doctor dio la orden de que no puedes conducir más”

–   Comprende el enfado de tu mamá por la decisión que acabas de tomar, el hecho de no poder conducir más le resulta difícil porque pierde libertad, independencia e identidad, puede causarle enojo, negarse a aceptarlo, sin embargo debes ser firme y consistente en tu determinación, explícale que “es por su seguridad”  

–   sugiérele que utilice el transporte público, siempre y cuando vaya acompañada

–  Ofrécete a llevarla donde ella necesita o quiera

Si ella insiste en continuar conduciendo, por el bienestar y la protección de todos, es necesario que tengas “mano de hierro en guante de seda” y recurras a los siguientes “secretos”:

–  Escóndele las llaves del auto, asegúrate que ella no tenga otro juego de llaves

–  Si para ella es muy importante tener las llaves, entonces cámbiaselas por otras que no sean del carro

–   Quítale una pieza al motor para que el carro no funcione

–   Estaciona el carro en un lugar donde ella no lo pueda ver, por ejemplo en la casa de uno de tus vecinos o en otra zona de parqueo

–   En lo posible consigue que un mecánico le instale un interruptor de corriente o un sistema de alarma que desactive la entrada de gasolina para evitar que el carro tenga arranque

–   Cuando tengas el carro estacionado, no dejes a tu mamá sola dentro

–  Si la situación se hace muy complicada, contempla la posibilidad de vender el carro

Te aconsejo que ahora mismo, si aún no te has dado cuenta cómo conduce tu mamá a causa de la enfermedad de Alzheimer, te pongas en la tarea de prestarle atención.  Si ya sabes que ella no debe conducir, te propongo que hoy mismo hables con ella y le expliques porqué razones no debe continuar conduciendo o que tengas “mano de hierro en guante de seda”.

Muchas Gracias,

Shary Mogollón C.

Anuncios

Acerca de enfermedadealzheimer

Shary Mogollón C.
Esta entrada fue publicada en El Cuidador y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s